Fracturas

FracturasDesde la Medicina Alopática, Medicina China y Biodecodificación

Cuando un paciente no responde a los tratamientos convencionales la respuesta puede estar en los fundamentos de la Medicina China y/o en Biodecodificación

Medicina Alopática:

Una fractura es una pérdida de continuidad de un hueso producido por un traumatismo. El término fractura hace referencia a la lesión estrictamente ósea. Desde el punto de vista clínico, el concepto más operativo es el de foco de fractura, el cual engloba todas aquellas lesiones de las partes blandas adyacentes.

Clasificación de las fracturas hablando de lesión estrictamente ósea:

  • Incompleta: afecta a parte del grosor ó
  • Completa: afecta a todo el grosor ó
  • Estable: sin desplazamiento, se caracteriza porque los huesos mantienen su alineación anatómica.
  • Inestable: desplazada, se produce cuando los huesos se desvían respecto de su alineación anatómica.

Una fractura desplazada aumenta el riesgo de la afectación de los tejidos blandos de alrededor del foco de fractura:

Lesión vascular: rotura y desgarro de los vasos sanguíneos.

Hematoma de fractura: como consecuencia del desgarro de la musculatura de alrededor.

Lesión muscular: desgarro de la musculatura más o menos grave, sobre todo en fracturas abiertas, o en desviación de fragmentos.

Lesión articular: en fracturas intraarticulares o en aquéllas en las que un fragmento óseo entra en la cavidad articular.

Lesión nerviosa: contusión, sección o arrancamiento de los nervios, debido al traumatismo o a la desviación de los fragmentos óseos.

La gravedad de una fractura dependerá de su localización y del tipo de fractura:

Fracturas cerradas: Si la integridad de la piel se mantiene a pesar de la rotura del hueso, en este caso serán menos graves.

Fracturas abiertas: Existe una rotura de la piel que permite ver el hueso desde fuera. Aquí la probabilidad de infección es mayor y hay afectación grave de los tejidos blandos adyacentes.

Clasificación de los mecanismos de producción de las fracturas:

Fractura traumática ordinaria: es aquélla que se produce sobre un hueso que no ha sufrido nunca una lesión previa. Es el tipo de fractura más común. Se debe a la acción de un traumatismo que puede ejercer su acción desde fuera hacia dentro,

Fractura patológica: se produce sobre aquellos huesos previamente debilitados por una lesión o enfermedad por ejemplo osteoporosis.

Fractura por fatiga o de esfuerzo: provocada como consecuencia de microtraumatismos que sufridos de manera aislada no tendrían consecuencia, pero que repetidos en el tiempo terminan por debilitar el hueso y romperlo, por ejemplo, el operario que utiliza maquinaria vibrante para taladrar el suelo, puede sufrir fracturas de pequeño tamaño en las extremidades superiores si hace siempre el mismo trabajo días tras días.

Diagnóstico:

El profesional de la salud hará una inspección para observar:

  • Edema
  • Deformidad
  • Equimosis
  • Herida, exposición del hueso

Palpación para discriminar:

  • Dolor
  • Crepitación
  • Movilidad anormal

Confirmación de diagnóstico con radiografías (RX) en caso de fractura simple. Este estudio bastará.

Resonancia magnética nuclear (RMN) para fracturas más complejas.

Tratamiento:

Inmovilización definitiva:

Proceso de reducción de acuerdo a si la fractura es  cerrada o abierta, en este caso se utilizará anestesia.

De acuerdo al tipo de fractura se inmovilizará con vendaje y yeso, según el caso se utilizará tracción continua.

Cirugía en el caso de fracturas desplazadas en algunos casos será con fijación externa (tutor externo) y en otros será con fijación interna (osteosíntesis)

En todos los casos se inmovilizará un determinado período de acuerdo a la gravedad de la fractura y de la lesión de los tejidos blandos adyacentes al foco de fractura, para luego ser derivado a rehabilitación.

En rehabilitación el primer paso es disminuir edema y dolor con fisioterapia acelerando también el proceso de endurecimiento del callo óseo, el callo óseo tarda entre 3 y 4 meses en lograr la dureza óptima del hueso como era antes de la fractura, para luego de algunas sesiones y de acuerdo a cómo evoluciona el paciente  comenzará con la movilización pasiva y activa. La última etapa en rehabilitación será el fortalecimiento muscular.

Medicina China:

Desde la Medicina china es muy relevante en que momento del día el dolor es más intenso, si es durante el día, la causa es un desequilibrio energético, la energía que corre por los meridianos del cuerpo sufrió una alteración: estancamiento, vacío o plenitud en el meridiano situado en la zona de la fractura. Si el dolor es más intenso o sólo aparece durante la noche, la causa del desequilibrio energético es de origen emocional, sentimientos o pensamientos negativos como: angustia, enojo, tristeza, intolerancia, stress, incomodidad con alguna situación que está viviendo el paciente en su vida que no están permitiendo la recuperación total de la lesión.

El tratamiento va a ser diferente dependiendo de la causa del desequilibrio energético, acupuntura, moxibustión, electroacupuntura, fotones, imanes. En la Medicina China no existen las enfermedades como en la medicina occidental, las patologías no están catalogadas de acuerdo a signos y síntomas, si no que se tratan como síndromes, es decir cada síndrome es un desequilibrio energético particular de cada persona. Y en cada sesión de acupuntura se tratan tanto las emociones como los síntomas físicos y orgánicos, es una medicina integrativa.

Por qué tratar las emociones en una fractura ? Cualquier lesión que sufra el cuerpo va siempre acompañada de una gama de emociones diferentes para cada persona, desde enojo por la lesión, incertidumbre sobre la recuperación y miedo, angustia a no tener una recuperación total para volver de forma normal a las actividades que se realizaban diariamente. Trabajo, deporte etc. Esas emociones deben tratarse durante la recuperación para acelerar los procesos curativos como: cicatrización, disminuir el edema y el dolor y en este tipo de lesión principalmente propiciar el endurecimiento del callo óseo, recuperación óptima del hueso afectado.

La medina alopática occidental está desglosada en especialidades, neurología, traumatología, psicología, etc. Y para hacer un diagnóstico y tratamiento se necesita la opinión de varios profesionales. La realidad es que ningún traumatólogo deriva a un paciente a psicología por una fractura, aunque sea de tercer grado.

Biodecodificación:

Desde la Biodecodificación el concepto de fractura es el mismo que en la medicina alopática, varía la causa y la recuperación va a depender de hacer consciente el conflicto que produce los síntomas de la fractura. Aquí lo más relevante es en que parte del cuerpo se produce la fractura.

Posibles conflictos de una fractura en general:

  • Conflicto de desvalorización que fragilizó la zona. Que puede fracturarse con un golpe mínimo. Ruptura definitiva en el espacio-tiempo (Claude Sabbah)1
  • La fractura de un hueso es una fase de reparación de una desvalorización (Claude Sabbah)1

Cuando un paciente no responde a los tratamientos convencionales la respuesta puede estar en los fundamentos de la Medicina China y/o en Biodecodificación. No todos los pacientes están preparados o tienen la mente abierta para entender o aceptar que un conflicto emocional o un desequilibrio energético puede ser la causa de una patología o el retardo en la recuperación total. Así que esta información sólo va a serle útil a algunos pocos adeptos a la medicina alternativa.

Para la rehabilitación específica de una fractura, sin salir de tu casa, online, desde la mirada de estas tres medicinas consultar en www.rehabilitacionvidasana.com Blog de Rehabilitación y Cursos Online

 

1 Libro Azul de la Decodificación  Biológica

Comparte este contenido

Deja un comentario